top of page

El estrés y tu cuerpo parte 2

1. LA ETAPA DE ALARMA Cuando tu cuerpo entra en pánico, el SNS se activa para protegerte del estrés y tu cerebro estimula las glándulas suprarrenales para que secreten hormonas glucocorticoides, como el cortisol y la epinefrina (adrenalina). Luego, estos síntomas alertan al resto del cuerpo y se produce un suministro de combustible y energía de emergencia en respuesta al pánico. A medida que aumentan los niveles de estrés, se producen muchos cambios fisiológicos en el cuerpo:

Pulso, presión arterial, nivel de azúcar y grasas en sangre, respiración, sudoración y grado de dilatación de la pupila.

LA ETAPA DE ADAPTACIÓN/RESISTENCIA Tras la respuesta de estrés inicial, tu cuerpo intenta volver a la homeostasis (su estado de equilibrio). No obstante, si las reacciones al estrés son demasiado fuertes o se desencadenan con demasiada frecuencia, tu cuerpo permanecerá en alerta máxima. Como resultado de este estrés constante, tu cuerpo desarrolla resistencia y tolerancia para coexistir con factores estresantes continuos. Esta liberación prolongada de hormonas del estrés provoca efectos adversos en el cuerpo, lo cual hace que las defensas inmunitarias disminuyan y que seamos más susceptible a las enfermedades.

Problemas de humor, como ira y depresión, falta de energía y problemas para dormir Aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca, colesterol más alto y riesgo de ataque al corazón Mayor almacenamiento de grasa e interrupción de las señales de hambre Dolores y molestias articulares y musculares

Cólicos estomacales, reflujo y náuseas Disminución de la capacidad para combatir enfermedades y recuperarse debido a una inmunidad reducida Pérdida de la libido, menor producción de esperma en los hombres y ausencia o irregularidad de ciclos menstruales en las mujeres y menor densidad ósea...




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page